Cada vez son más las personas que se inclinan por dejar de lado el ladrillo y comprarse una casa prefabricada o modular. La rapidez de la instalación y el bajo coste están detrás de quienes se decantan por este tipo de viviendas. Pero ¿qué tipo de hipoteca financia esta vivienda? ¿Cuáles son sus principales características?

Aquí explicamos todo lo que se debe saber antes de comprar una casa prefabricada o construir nuestra propia vivienda.

Tipos de financiación para una construcción de vivienda o una casa prefabricada

En el mercado existen varios productos financieros con los que se puede emprender la compra de una vivienda de este tipo: préstamos hipotecarios, préstamos autopromoción y préstamos personales.

El producto que más se ajusta a las necesidades de quienes construyen una casa es la Hipoteca Autopromotor. Ésta consiste en financiar el valor “orientativo” de lo que puede costar construir una vivienda.

Condiciones para poder adquirir la hipoteca

Una de las principales dudas asaltan a quienes se deciden a comprar una casa prefabricada o construirla es si ésta podrá ser financiada. Como hemos comentado, hay varios productos financieros para ello pero se han de cumplir una serie de requisitos:

– Que el terreno sobre el que se construya sea urbano.
– Que exista un proyecto de obra visado por un colegio de arquitectos y se disponga de la licencia municipal.
– Que la casa esté anclada al suelo de forma consistente.
– Que la vivienda pueda registrarse correctamente en el registro de la propiedad.

Los casos que no cumplan este último requisito deberán optar a un préstamo personal. Ya que al no poder inscribirse en el registro de la propiedad se considera que es un bien mueble.

Características hipotecas autopromotor o autoconstrucción

Como ya se ha comentado en el punto anterior, se necesita tener un presupuesto y un proyecto de ejecución de obra que esté sellado por algún colegio de arquitectos. Además, el banco también pedirá la licencia de la construcción otorgada por el Ayuntamiento y el plan de obra, es decir, un presupuesto técnico de la empresa que construirá la casa.

Estas hipotecas no permiten disponer del importe financiado de una vez. Se caracterizan por poder ir disponiendo del importe de la hipoteca conforme la construcción avanzada y se presentan las correspondiente certificaciones de la obra, es decir, aquellos documentos que certifican que se lleva edificado un determinado porcentaje de la obra total.

Los préstamos hipotecarios Autopromotor tienen una financiación máxima del 80% del valor de tasación. El plazo máximo financiado suele oscilar entre 30 y 40 años con unos 24 meses de carencia.

Se puede contratar en los siguientes bancos

La mayoría de entidades bancarias comercializan este tipo de hipotecas, pero no se suelen publicitar de manera activa. En el mercado actual se comercializan:

–  Bankia ofrece la hipoteca autopromotor con interés  fijo que va desde un 2,20% hasta un 2,75% a un plazo entre 10 y 30 años. También, da la posibilidad de contratar el producto a un interés mixto. En este caso se comercializa a un interés fijo los primeros 12 meses del 1,80% y el resto del plazo a euríbor +2,50%.

– Caixa Guissona comercializa la Hipoteca HIFI que está destinada a cualquier inversión que requiera financiación a largo plazo, sin restricciones. Se comercializa a un interés fijo del 1,85% en el caso de que sea a 10 años y si tiene un plazo de amortización de 20 años el interés será del 2,35%.

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx