La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a tres años y un día de cárcel al expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo por un delito de prevaricación administrativa en concurso medial con un delito de malversación de caudales públicos en relación con el préstamo participativo de 300.000 euros otorgado en 2008 a la empresa Fumapa, dedicada a la manufactura de piezas metálicas y cuyo principal cliente era la empresa automovilística Santana Motor. 

También le ha impuesto seis años y un día de inhabilitación absoluta, que lleva aparejada la privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos que tenga, aunque sean electivos, y la incapacidad para obtener los mismos o cualesquiera otros honores, cargos o empleos públicos, y la de ser elegido para cargo público, durante el tiempo de la condena. En la condena, la Audiencia ha aplicado la atenuante de dilaciones indebidas.

El administrador de Fumapa, Fulgencio Canales, ha sido condenado como inductor de un delito de malversación a un año y medio meses de cárcel e inhabilitación absoluta durante tres años, mientras que ha sido absuelto del delito de prevaricación por el que también fue juzgado. El juicio se celebró en los pasados meses de octubre y noviembre.

Ambos tendrán que indemnizar conjunta y solidariamente a la agencia IDEA con 300.000 euros, más intereses.

La Audiencia ha absuelto a los exmiembros del Consejo de Administración de Invercaria Isabel H. A., Jacinto C. R., y Ramón M. L. y a un socio de la empresa beneficiaria de prevaricación en concurso medial con el delito de malversación del que fueron acusados, desestimando, asimismo, la petición de condena de éste último como partícipe a título lucrativo. 

La sentencia, dictada el martes y notificada ayer, la firman los magistrados Juan Antonio Calle Peña (presidente), Francisco de Asís Molina Crespo y Encarnación Gómez Caselles (ponente).

Resolución que no es firme. Contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo. 

El expresidente de Invercaria también fue condenado en noviembre a dos años y tres meses de cárcel y a cuatro años de inhabilitación absoluta por un delito continuado de malversación de caudales públicos, en el que concurre la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, en el marco de la denominada pieza de personal, por el incremento «arbitrario» tanto de su propia retribución, como de la de otros trabajadores de la mercantil.

En esa sentencia fue, además, condenado el exdirector financiero de Invercaria Antonio Nieto Garrido por un delito continuado de malversación en concepto de cooperador necesario y con la misma atenuante. Le impuso un año, un mes y quince días de prisión y dos años de inhabilitación absoluta.

La Audiencia considera probado que en fecha no determinada del primer semestre de 2008, el administrador de Fumapa y el administrador de Fumapra, ambos socios de las dos entidades, asistieron a una reunión en La Carolina (Jaén) donde el expresidente de Invercaria les informó tanto a ellos como a otros empresarios de la actividad de fomento empresarial que Invercaria venía desarrollando. 

Según los hechos probados, el 8 de abril de ese año, ambos empresarios se reunieron en la sede de Invercaria con Pérez-Sauquillo con la finalidad de obtener financiación que les permitiera afrontar la “grave” situación económica por la que atravesaban las dos empresas a las que estaban vinculados, Fumapa y Fumapra, para lo que el empresario condenado preparó documentación con información financiera de ambas empresas, y entre ella copia de las cuentas presentadas en el Registro Mercantil de Fumapa correspondientes a 2006 y un balance de situación de 2007 con proyección para 2008. 

Fuente: https://confilegal.com/20211222-condenado-a-3-anos-de-carcel-el-expresidente-de-invercaria-por-prevaricacion-y-malversacion/

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx