La oferta de productos financieros para autónomos es amplia, desde préstamos a tarjetas de crédito pasando por cuentas bancarias. Y es que, las entidades cuentan con una amplia gama de productos diseñados específicamente para dar respuesta a las necesidades concretas de los trabajadores por cuenta propia.

En el siguiente artículo repasamos qué es lo que ofrecen los bancos a los autónomos y cuáles son las características de estos productos.

Cuentas para autónomos

Las cuentas para autónomos guardan diferencias significativas respecto al resto de cuentas bancarias. No sólo permiten centralizar todos los cobros y pagos en la misma cuenta, sino que con el tiempo, admiten la opción de crédito.

Por lo general, estas cuentas permiten domiciliar pagos, realizar transferencias, pago de impuestos, cheques y pagarés o traspasos inmediatos y ofrecen condiciones de financiación ventajosas. Además, aplican mínimas comisiones de mantenimiento y administración, e incluso algunas de estas cuentas se comercializan exentas de comisiones.

La mayoría de las entidades financieras ofrecen cuentas para autónomos. Así, por ejemplo, Bankinter comercializa la Cuenta Profesional y la Cuenta Profesional Plus sin comisión anual por mantenimiento. Esta cuenta ofrece, además, una tarjeta de crédito gratuita y sin comisión en transferencias nacionales por Internet. Al abrir la cuenta el titular puede solicitar un préstamo personal en condiciones preferentes y tener acceso a un seguro de accidentes gratuito.

Préstamos para autónomos

Las necesidades de financiación de los trabajadores autónomos, que difieren de las que tienen los trabajadores por cuenta ajena, lleva a los bancos a comercializar también préstamos destinados específicamente a este tipo de colectivo. Dependiendo del tipo de financiación que se necesite (para cubrir necesidades a largo plazo o para necesidades de liquidez a más corto plazo) el trabajador autónomo tiene la opción de elegir entre préstamos y líneas de crédito.

En las líneas de crédito que responden a la necesidad de financiación a corto plazo, sólo se pagan intereses por el dinero que efectivamente se ha utilizado. A medida que se devuelva el dinero, el trabajador podrá seguir disponiendo de más, hasta el límite fijado previamente.

La oferta de préstamos y líneas de crédito para autónomos es amplia. Así, ING Direct comercializa una línea de crédito asociada a su Cuenta Negocios, que aplica un tipo de interés nominal del 4,50% (TAE del 5,40%) para autónomos y del 3,95% TIN (TAE del 4,82%) para empresas, sin comisiones y con una comisión del 0,75% como comisión de apertura y renovación.

Tarjetas de crédito para autónomos

Las tarjetas de crédito para autónomos guardan, al igual que las cuentas y que los préstamos, características únicas y que las diferencian del resto de tarjetas de crédito que hay en el mercado. Entre sus peculiaridades destacan las siguientes:

  1. No suelen tener límite de crédito preestablecido.
  2. Permiten al titular disponer de liquidez con sólo realizar un traspaso a su cuenta asociada.
  3. Están pensadas para favorecer la gestión comercial del trabajador autónomo. Así permiten controlar, administrar y gestionar los gastos.
  4. Suelen ofrecer descuentos importantes en diversos comercios, sobre todo gasolineras.
  5. Ofrecen seguros gratuitos.

Por lo demás, estas tarjetas no difieren mucho del resto de tarjetas de crédito que hay en el mercado. Las comisiones están en línea con las que cobran el resto de tarjetas y el tipo de interés también está en sintonia con el que aplican otras tarjetas.

Así, por ejemplo, la Tarjeta Mastercard Professional de La Caixa permite gestionar el día a día del negocio del trabajador autónomo y ahorrar dinero en carburantes ya que ofrece un 2% de descuento en estaciones Repsol, Campsa y Petronor.

Por su parte, la Tarjeta 1/2/3 Pymes de Banco Santander se ofrece sin cuota de emisión ni de renovación y sin comisión por disposiciones en efectivo en todos los cajeros del Banco Santander en el mundo si se cumple con los requisitos que establece la entidad. En caso contrario, la cuota de renovación de la tarjeta es de 36 euros al año para Pymes y de 3 euros al mes para autónomos.

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx