Mañana ya empieza el puente de diciembre, que tiene lugar entre los días 6 y 8. Son muchos los que aprovechan estas festividades para hacer una escapada. No está de más estudiar qué ofrecen las tarjetas de crédito y cuáles son los tipos de seguros que incluyen.

Los seguros de viaje o accidentes son los que suelen añadir de forma gratuita todas las entidades. Y dependiendo del banco o la caja ofertan también otras pólizas. Estos costes acostumbran a estar incluidos en los gastos de mantenimiento de la tarjeta.

Toda esta información está recogida en el contrato que se firma cuando se emite la tarjeta. No obstante, hay muchos usuarios que desconocen la existencia de estos seguros.

Con todo, antes de contratar cualquier tarjeta se tiene que evaluar la oferta que hay en el mercado, qué condiciones tienen, qué seguros incluyen y cuáles se deben contratar según el uso qué hagamos, aplicando siempre el sentido común.

Tipos de seguros asociados

Según ha podido comprobar el comparador de tarjetas Bankimia.com, los tipos de seguros asociados varían según la entidad y de cada tarjeta.

Las tarjetas de crédito ofrecen los siguientes seguros vinculados:

  1. Seguro de viaje o accidentes: Cubre los accidentes y enfermedades y los posibles gastos médicos que tengan lugar en un viaje. Asimismo, puede añadir bonificaciones y reembolsos por retrasos o cancelaciones de vuelos. Éste es el seguro más común y lo suelen incluir de forma gratuita todas las entidades.

  2. Seguro de vida: Cubre el saldo de la tarjeta cuando el titular de la misma muere. También se concede como un seguro de protección familiar.

  3. Seguro de daño o pérdida de equipaje: Cubre la pérdida total o parcial del equipaje, según las condiciones del seguro.

  4. Seguro por robo o extravío: Cubre los cargos generados en las cuentas bancarias de la tarjeta robada o extraviada hasta 72 horas antes de notificarlo al banco.

  5. Seguro contra fraudes: Cubre la clonación y el uso fraudulento por personas no autorizadas.

  6. Seguro de protección de compras: Cubre las compras realizadas con la tarjeta de crédito, en caso de robo o daño accidental. La entidad suele fijar un límite máximo. También puede cubrir atracos en cajeros, uso fraudulento del teléfono móvil y compras online.

Aspectos a tener en cuenta

Este tipo de seguros tienen una serie de cláusulas que es recomendable evaluar antes de firmar el contrato. También se debe tener en cuenta qué supuestos no cubren este tipo de seguros. Como hemos dicho anteriormente, toda esta información se encuentra en el contrato.

Las cláusulas que no cubren estos seguros suelen ser las siguientes:

– Accidentes ocurridos en transporte privado.

– Accidentes que se den en transporte público o pérdida de equipaje, cuando los billetes no se han comprado con la tarjeta de crédito.

– Siniestros que hayan tenido lugar con anterioridad a la contratación de la tarjeta de crédito.

– Accidentes ocurridos bajo los efectos de alcohol, las drogas o algún tipo de estupefacientes.

– Suicidio o tentativa de suicidio.

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx