El líder de Podemos seguirá cobrando una indemnización equivalente al 80% de su salario como vicepresidente segundo durante los dos próximos años.

Pablo Iglesias se despidió este martes de La Moncloa y de su Ford Mondeo híbrido, pero no del privilegio que representa haber sido Vicepresidente Segundo del Gobierno de España. El líder de Unidas Podemos podrá cobrar hasta 123.478,032 euros los dos próximos años si no entra en la Asamblea de Madrid ni consigue otro trabajo.

El entorno de Iglesias vende su candidatura a la Comunidad como un sacrificio que nadie bien situado en el partido quiso hacer porque Unidas Podemos no alcanzaba el 5% de los votos exigido para tener representación en la Asamblea. Es decir, habrían perdido su puesto y, con ello, su remuneración. Pero el salto al vacío de Iglesias no es tal y como lo pintan porque cuando un miembro del Gobierno es cesado o dimite tiene derecho a cobrar una indemnización.

Se trata de una indemnización temporal equivalente al 80% de su sueldo (77.173,77 euros brutos como Vicepresidente Segundo) por un periodo igual a la duración de su mandato y hasta un máximo de dos años, tal y como recoge la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 1981 (Art.10; 5.1).

Según la normativa, Iglesias percibirá 61.739,016 euros al año en mensualidades de 4.278 euros brutos en 14 pagas durante dos años, lo que hace un total de 123.478,032 euros. La letra pequeña de esta indemnización es que esta compensación es incompatible con cualquier otra retribución que provenga de la actividad pública o privada. Anteriormente, la paga era vitalicia y podía compatibilizarse, pero este último apartado se eliminó en 2012 a raíz de la crisis económica.

Iglesias tendría este colchón económico en caso de no obtener representación en la Asamblea de Madrid. Un paso en falso que no podrían dar compañeros que forman parte de su lista como Serigne Mbayé, portavoz del Sindicato de Manteros de Madrid; Agustín Moreno, activista en materia educativa; Alejandra Jacinto, activista antidesahucios y abogada o su última incorporación, Cecilio González, un taxista de Madrid.

Apenas perderá dinero si entra en la Asamblea

En caso de que Iglesias entre en la Asamblea de Madrid apenas vería su sueldo de vicepresidente mermado. Según ha podido constatar Economía Digital, el líder de Podemos cobraría como parlamentario madrileño y previsible portavoz de su grupo en la Asamblea autonómica 76.102,32 euros al año.

Un sueldo de 5.435,88 euros brutos al mes, de los cuales 1.862,35 euros son en calidad de portavoz de su grupo parlamentario. Es decir, Iglesias cobraría 1.071,45 euros menos que como vicepresidente segundo.

Pero cabe recordar que el dirigente morado percibió en 2020 un total de 90.263,77 euros brutos de sueldos oficiales, de los cuales 77.173,77 euros fueron como vicepresidente y 13.090 euros por dietas como diputado nacional por Madrid.

Aunque para matizar, el sueldo por dietas no es el sueldo total como parlamentario en la Cámara Baja, ya que es incompatible con la nómina de ‘número dos’ del Ejecutivo central. Iglesias entregó su acta como diputado en el Congreso el jueves pasado.

En caso de que la suerte le sonría y el líder morado lograse conformar gobierno en la Comunidad, Iglesias podría cobrar hasta 104.928,6 euros brutos, que fue lo que cobró el ex vicepresidente de Cs, Ignacio Aguado durante 2020; mientras que cada consejero cobró 100.556,52 euros.

Objetivo: traspasar la barrera del 5%

La jugada maestra para Pablo Iglesias sería obtener representación para seguir cobrando un sueldo similar al que estaba obteniendo cada mes en Moncloa como Vicepresidente Segundo. Las encuestas de hace 15 días fueron muy críticas con Podemos situando a la formación lejos de llegar al 5% de los votos requerido para obtener representación el próximo 4 de mayo.

Sin embargo, esta última semana los sondeos han vuelto a dar un respiro a Pablo Iglesias. Los expertos destacan que “no hay ‘efecto Iglesias’ como tal”, pero sí se ha visto que la presentación del líder de Podemos como candidato ha aumentado 5 escaños más de los previstos y cuatro puntos más en intención de voto.

Según la última encuesta de NC Report, Podemos lograría 12 diputados y un 9,2% de los votos, situándose a tres décimas de superar a Más Madrid. El partido morado con Pablo Iglesias como candidato obtendría 106.369 electores más que en 2019.

Sin embargo, el aumento de votos de Podemos no sirve para impulsar el bloque de izquierdas, sino que éste ha perdido dos escaños en estas últimas semanas, desde los 63 a los 61 actuales. Un dato muy a tener en cuenta, según los expertos.

Los morados alejan, por el momento, el miedo al voto útil. Aunque son conscientes de que su auge también puede movilizar el voto para su rival, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Los expertos consultados por ED recalcan que todavía quedan muchas semanas para el ‘Juego de Tronos’ que busca Iglesias en la Comunidad.

Sin embargo, el líder de Podemos siempre saldrá ganando respecto a la cuestión económica. Iglesias no deja atrás todos sus privilegios como vicepresidente, podrá optar a cobrar la indemnización si no supera la barrera del 5%.

Fuente: https://www.economiadigital.es/politica/iglesias-cobrara-mas-de-120-000-euros-si-no-entra-en-la-asamblea-de-madrid.html

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx