Disponemos de más tarjetas de crédito que de débito, y los hombres las han utilizado más como medio de financiación que las mujeres, al menos durante los últimos 12 meses.

Es una de las conclusiones de la encuesta sobre hábitos bancarios llevada a cabo entre 4.461 usuarios del comparador de productos financieros CrediMarket en colaboración con el instituto de investigación de mercados Target-Empirica.

Según las cifras, del total de preguntados un 68,29% afirmaron disponer de, al menos, una tarjeta de crédito por el 55,25% que dijeron tener, como mínimo, una de débito.

Desgranando los números, en el caso de las primeras, la gran mayoría de los encuestados posee una (un 60,40%), seguidos de los que tienen dos (29,54%) y los que disponen tres o más (10,07%).

De todos ellos, un 49,52% las usaron como medio de pago, y un 32,77% aseguraron haber financiado compras que hicieron con el crédito disponible, han afirmado a CrediMarket.com.

En cuanto a las tarjetas de débito, del total, un 45,58% dijo tener una; un 31,49%, dos, y un 22,93%, tres o más.

Diferencias por género

Según se desprende de los resultados de la encuesta, los hombres han usado más que las mujeres el crédito para financiar las compras. Ellos lo hicieron en un 34,68% por un 28,89% de ellas.

A pesar de ello, no se aprecian grandes diferencias en cuanto a la franja de edad que más lo ha utilizado.

Así, los participantes más mayores (a partir de 55 años) son los que han asegurado usar más el crédito. Entre 55 y 64 años, los hombres lo afirmaron en un 44,62% y las mujeres, un 34,38%.

Los porcentajes de compras más financiados son de menos del 25% y entre el 25 y el 50%.

Débito o crédito. ¿Qué es mejor?

Las tarjetas de débito se diferencian de las de crédito por varios aspectos. Entre ellos, en las primeras se refleja en la cuenta, al momento, el pago que se haya hecho mientras que en las segundas, llegan juntos los pagos de todo el mes.

También hay discrepancias en los límites de saldo: en las de débito es el saldo que haya en cuenta mientras que en las segundas está determinado por la entidad.

Las de crédito también permiten aplazar los pagos y suelen tener asociados algunos seguros, algo que no pasa con las de débito.

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx