Los préstamos personales conllevan el pago de comisiones, éstas son libres y el Banco de España tan solo se limita a indicar que deben responder a servicios prestados o gastos producidos, tal y como explicamos en el artículo “Así son todas las comisiones de los préstamos personales“.

Las entidades están obligadas a informar por anticipado del coste del servicio. Las comisiones más habituales son las de estudio y apertura, que se dan al contratar el préstamo, y la comisión por cancelación y amortización anticipada, que las encontramos al finalizar.

¿Es posible contratar un préstamo sin comisiones?

En un principio la respuesta sería no. No es posible contratar un préstamo sin ninguna comisión ya que las de cancelación o reclamación de impagos son ineludibles.

Pero sí que es posible evitar la comisión de estudio o apertura. Existen algunos préstamos que no aplican ningún coste por abrir o analizar la viabilidad del solicitante de un crédito, como por ejemplo los bancos online.

¿Cómo se pueden evitar las comisiones?

Para evitar las comisiones es posible que se nos pida una vinculación con el banco. Como sería domiciliar la nómina, contratar tarjetas de crédito y realizar un uso mínimo y suscribir seguros como el de vida, auto, protección de pagos o del hogar.

Si se tiene vinculación con la entidad es una buena oportunidad de negociar evitar la comisiones de estudio, apertura o incluso la comisión de amortización anticipada parcial.

Otra opción es contratar préstamos que estén en promoción por alguna entidad. En estos casos, la entidad no tiene asociado demasiados gastos ni comisiones.

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx