Porque se acerca Carnaval o porque nos apetece. Para hacer un viaje, por corto que sea, cualquier excusa es buena. Con todo, no siempre se dispone del dinero necesario para pagarlo y se tiene que recurrir a algún producto de financiación.

Pero, ¿las entidades dan préstamos para pagar un viaje? Expertos del comparador de préstamos de CrediMarket aseguran que sí. Para el viaje, para pagar los vuelos, los hoteles. Respondemos siete preguntas para detallar sus características.

¿Existen préstamos ex profeso para viajes?

Los préstamos cuya única finalidad es financiar un viaje son, a día de hoy, anecdóticos. La mayoría de entidades apuesta por ofrecer préstamos personales que tienen como destino cualquier fin, y personalizarlos en función del perfil cliente.

¿Qué plazo de amortización e interés tienen?

Grosso modo, los plazos de amortización de un préstamo personal se pueden mover entre los tres y los 10 años, pero lo más común es que ronde entre los cinco y los siete. Y los intereses también pueden variar, aunque lo más común es que la horquilla sea entre el 9,00% y el 10,00%.

¿Es mejor financiar en la agencia de viajes o al banco?

Como con cualquier producto de financiación, no hay una respuesta concreta, ya que muchos factores, diferentes en función de las características de la persona que contrata el préstamo, pueden ser determinantes. Sus ingresos, otras posibles deudas o gastos que pueda tener, si está o ha estado en un listado de morosidad… Así, pues, antes de decidirse por un producto u otro se debería comparar las diferentes opciones del mercado.

¿Qué pasos se deberían seguir?

Expertos de CrediMarket apuntan a que es recomendable “utilizar un comparador de préstamos para comparar las diferentes opciones que ofrece el mercado y elegir la más adecuada según nuestra situación”.

También, consultar en la entidad de la que se es cliente habitual para ver qué propuesta hacen. En ocasiones, si se tiene un buen historial y “se ha respondido siempre bien a las deudas y facturas”, se pueden lograr “buenas condiciones” siempre y cuando se demuestre que se tiene capacidad para hacer frente a los pagos.

Finalmente, otra opción es preguntar en la agencia de viajes en la que se va a contratar. “A veces comercializan tarjetas de crédito en las que se da la posibilidad de fragmentar los pagos de los viajes”, señalan.

¿Existen préstamos sin intereses?

No es lo más habitual, si bien en casos concretos alguna agencia puede ofrecer la financiación de un viaje sin intereses. Pero suele tener una contraprestación: contratar una tarjeta de crédito.

Ahí se debe calcular si los costes que se van a tener que pagar con ella compensan a los intereses a los que se deberá hacer frente si se solicita un préstamo.

¿Es aconsejable financiar un viaje?

Como con cualquier petición de financiación no hay una única respuesta. En primer lugar, sea por un viaje o por otro motivo, se ha de evitar que el préstamo acabe deteriorando las finanzas personales. Así, se ha de ajustar a los ingresos.

Superado este aspecto, financiar viajes como práctica habitual acabar convirtiéndose en una práctica peligrosa. Si bien si se trata para algo excepcional (un viaje de fin de estudios o de carrera, un viaje de novios…) y la situación financiera lo permite, no tiene por qué ser un problema.

 

Comments are closed.

Bombax Theme designed by itx